¿Te damos de alta como autónomo gratis en 24 horas?

Cuánto cobran de paro los autónomos

Si soy autónomo, ¿tengo derecho a paro?

La respuesta es sí. Aunque no adopte la misma terminología que la propia de los trabajadores por cuenta ajena, es decir, la «prestación por desempleo» sí que cubre una situación análoga. La ayuda mensual que perciben los autónomos o trabajadores por cuenta ajena se denomina «prestación por cese de actividad» y tiene como objetivo apoyar económicamente a aquellas situaciones en las que se ha finalizado la prestación de servicios por cuenta propia cuando haya sido de forma involuntaria.

El SEPE ofrece información sobre paro y otras características de los autónomos

Alta autónomo

¿Se puede beneficiar cualquier autónomo?

No, no todos los autónomos tienen derecho a percibir esta prestación. La normativa es clara y define dos requisitos:

A) Requisitos subjetivos: los diferentes colectivos que pueden acceder a la prestación. Trabajadores autónomos incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia, Trabajadores autónomos incluidos en el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios y Trabajadores autónomos incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar .

B) Requisitos objetivos: haber cotizado por cese de actividad durante un período mínimo de 12 meses de forma ininterrumpida durante este mismo periodo de tiempo a la fecha en que se produce la finalización de la actividad.

Por lo tanto, para poder optar a esta prestación será necesario, cumplir como mínimo, tanto con el requisito subjetivo formando parte de alguno de estos colectivos y cumplir con el requisito objetivo habiendo cotizado el periodo mínimo que establece la Ley.

Además es necesario estar al día con la Seguridad, es decir, que no hayan deudas, que las pérdidas en el último año de actividad lo hayan sido por un período de 12 meses con una disminución de al menos el 10%, si el trabajador por cuenta propia dispone de un establecimiento abierto al público debe haberlo cerrado.

¿Durante cuánto tiempo se tiene derecho a la prestación?

La duración de la prestación dependerá del tiempo que el autónomo haya cotizado a la Seguridad Social, siendo el mínimo 4 meses y el máximo 24 meses. Para determinar la duración es necesario tener en cuenta los meses que se han cotizado durante los 48 meses anteriores a la solicitud de la prestación. Veámoslo en el cuadro siguiente:

MESES COTIZADOSDURACIÓN DE LA PRESTACIÓN
De 12 a 17 meses4 meses
De 18 a 23 meses6 meses
De 24 a 29 meses8 meses
De 30 a 35 meses10 meses
De 36 a 42 meses12 meses
De 43 a 47 meses16 meses
Con 48 meses24 meses

Entonces, si se ha cotizado menos de 12 meses, ¿se tiene derecho a la prestación? Lamentablemente el trabajador por cuenta ajena que no haya cotizado este periodo mínimo no tendrá derecho a la prestación aunque cumpla con todos los otros requisitos.

Cantidad que se cobra por el paro de los autónomos

El importe variará en función de los ingresos que percibiera el trabajador durante los 12 meses anteriores a la situación de la finalización de la actividad económica.

La normativa establece que la cuantía a percibir será del 70% de la base reguladora. Pero, qué sucede si las bases reguladoras de los diferentes meses son distintas. Sencillo: se calculará con la media de las bases de los 12 meses.

Es importante tener en cuenta que la cuantía mínima que se percibirá es del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), salvo que se cotice por una base inferior a la mínima. En cualquier caso la cuantía máxima será del 175% del IMPREM, si el trabajador tiene un hijo a su cargo la cuantía máxima aumenta hasta el 200% y si tiene más hijos puede aumentar hasta el 225%. Consulta aquí las cuantías del IMPREM.

Una vez se reconoce el derecho a la prestación, ¿Cómo y quien la abona?

Es indispensable presentar la solicitud por cese de actividad dentro del plazo establecido a tal efecto, hasta el último día del mes siguiente en el que se ha producido el cese de actividad. Presentada la solicitud y validados los requisitos, la Mutua con la que el trabajador tuviera cubierta las contingencias por cese de actividad o, alternativamente, el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) abonará la prestación.

Esta prestación se empezará a abonar a partir del día siguiente en el que se ha producido la finalización de la actividad económica.

¿Existe alguna medida que incentive la reinserción al mundo laboral?

Sí, existe una medida que pretende fomentar y dar apoyo a iniciativas emprendedoras. Esta medida, denominada «pago único». consiste en recibir la totalidad del importe de la prestación por cese de actividad en un único pago para desarrollar una nueva actividad como trabajador autónomo, crear una nueva empresa o incorporarse como socio trabajador en una sociedad laboral o mercantil.

Así pues, si este trabajador desea percibir el pago único deberá justificar y acreditar que va a realizar esta nueva actividad empresarial. Es imprescindible que la actividad económica se inicie en el período máximo de un mes y, consecuentemente, se presente toda la documentación que demuestre que se va a llevar a cabo y se va a invertir este capital a tal finalidad.

Realizando inversiones en el negocio después de capitalizar el paro

¿El COVID-19 ha tenido alguna incidencia en esta prestación?

Definitivamente sí. La crisis sociosanitaria ha afectado a todos los sectores y los autónomos, de una manera u otra, también han sido afectados.

El Real Decreto-Ley 8/2020, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 ha introducido una «prestación extraordinaria» para aquellos trabajadores autónomos que hayan sido afectados por la declaración del Estado de Alarma para la gestión de la situación ocasionada por el COVID-19. Esta medida tiene como requisitos estar dado afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, acreditar la reducción de la facturación en un 75%, en relación a la del semestre inmediatamente anterior y hallarse al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social.

Además, existen otros beneficios como la interrupción del pago de la cuota de autónomos o conservar la tarifa plana si el trabajador es beneficiario.

Repasando los conceptos clave:

  • Afiliación: acto administrativo mediante el cual la Tesorería General de la Seguridad Social reconoce al trabajador estar incluido en el Sistema de Seguridad Social.
  • Base reguladora: importe salarial que se tiene en cuenta para calcular la eventual prestación que corresponda al beneficiario.
  • Beneficiario: persona a la que se le reconoce un derecho o que se le concede un beneficio o prestación.
  • Cotizar: acción mediante la cual los sujetos aportan una suma dineraria al Sistema de la Seguridad Social para pertenecer a ella, con la finalidad de optar a determinadas prestaciones.
  • Cuantía: importe económico que se percibe en concepto de la prestación.
  • Desempleo: situación en la que se encuentra un trabajador, por cuenta propia o ajena, que pudiendo y con intención de trabajar pierde su puesto de trabajo o extingue su actividad profesional.
  • Prestación: servicio: medida económica que percibe una persona física o jurídica con el objetivo de prevenir o reparar determinadas situaciones de necesidad que pueden suceder ante una pérdida de ingresos.
  • Trabajador por cuenta propia: persona física que desarrolla una actividad económica o profesional a su propio riesgo y ventura, fuera del ámbito de organización y dirección de otra persona o entidad.
  • Trabajador por cuenta ajena: persona física que presta sus servicios por cuenta de otro, ya sea un trabajador autónomo o una entidad, a cambio de una retribución.